home Textos piráticos, Volumen 4 - Número 5 [4.5-20] Desde antes que existieras… | Pablo Terán

[4.5-20] Desde antes que existieras… | Pablo Terán

Por Pablo Terán

 

No sé dónde estoy, peor a dónde voy. Siento que es el principio o tal vez todo acabó. Un camino sin límites, un destino que ha llegado a su fin. Soy lo que seré y seré lo que fui. Un eterno resplandor de una mente con recuerdos olvidados. ¿Estoy sentado, parado o agachado? No tengo idea, a veces dudo de quién soy. ¿Es blanco o negro el lugar donde me encuentro? Para muchos debería ser negro, otros dicen que blanco. Tengo dudas si estoy aquí o allí, si soy aquel o él. No, seguro soy yo, definitivamente no soy tú.

Las dudas alborotan mi cabeza –duele- encuentro un color. ¿Es púrpura? No, rosado, o más bien naranja. Parece verde, ahora amarillo… azul, seguramente es celeste. Sí, precisamente, rojo. Me atrae mucho, no puedo evitar perseguirlo, pero se mueve constantemente. ¡Detente! No me escucha, ¿estoy emitiendo palabras o son pensamientos? Tal vez por eso no responde a mi llamado, no importa, lo haré de nuevo… Se detuvo.

¿Por qué sé aleja? No tengo idea, si está estático, ¿por qué no me acerco con cada paso? No son pasos. Hay una clave para estar a su lado. Voy a correr, si se puede llamar a esto correr. Una, dos y tres. Muy bien, te tengo. Siento que te conozco hace algún tiempo, ¿eres tú verdad? Debo estar loco, hablo con colores, pero juro que me responde.

No quiero ir, tengo miedo. ¿Cómo aseguras que nada malo sucederá? No eres nadie para saber el futuro. Sí, confío. Estoy aquí para ti. Voy contigo, pero no te alejes mucho. No quiero perderte tan fácilmente ahora que…

Esto es nuevo, es real, no puede serlo, nunca lo ha sido. ¿Por qué ahora? ¿Por qué tú? ¿Quién eres? Ah, la ley del hielo, dos podemos jugar ese juego. Realmente no, soy débil ante ti. Pero me gusta serlo, me da paz. No estoy loco, ¿verdad? Gracias tú también. Para ya de reír, no es gracioso. Ok, un poco sí. Me encantas. Bailas bien, exacto, no pares, más alto. ¿Quieres que lo haga? Por ti lo hago, pero ¿eso te hace feliz? A mí sí.

Hermoso, lo que pasó fue hermoso. Sí, en verdad me encantó. Vamos, no te ocultes. Sal ya de donde estés, ¿qué te cargue dices?

Abraza, besa, mira, siente, escucha, degusta, toca, limpia, juega, ríe, grita, llora. Solo para ti, contigo y nadie más. ¿Qué dijiste? Yo igual, te juro. Nunca lo haré, tenlo por seguro, eso nunca. ¿Me crees? Está bien, es verdad. Primera y última. A mi lado, junto a mí, hombro con hombro, espalda con espalda, frente a frente. Lo sabes bien, al ciclope, tú y yo. Tuyo desde el inicio y para siempre. A ti y solo a ti, desde antes que existieras…

—¡Despierta! ¿Estás bien? ¿En qué soñabas?

—En ti.

 


(Foto de portada de artículo de ST.Woody. Tomada de: https://pixabay.com/es/cuento-de-hadas-noche-m%C3%BAsica-peces-1180921/)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *