home Desciframientos, Volumen 4 - Número 5 [4.5-17] ¿La cola es veneno? | Daniel Alonso Espinosa La Mota

[4.5-17] ¿La cola es veneno? | Daniel Alonso Espinosa La Mota

Por Daniel Alonso Espinosa La Mota

 

“La diabetes es la segunda causa de muerte después de las enfermedades isquémicas del corazón” asegura el Instituto Nacional de Estadística y Censos en su página web, en donde las cifras acerca de la enfermedad, han aumentado en las últimas décadas.

La diabetes está perjudicando al pueblo ecuatoriano con tasas cada vez más elevadas. Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), la enfermedad se ve reflejada mayormente en 1.7% de personas en un rango de edad desde los 10 a 59 años. Esta medida está aumentado desde los 30 años de edad hasta los 50 años, en donde 1 de cada 10 ecuatorianos ya tiene diabetes.

También existen concepciones distintas como la del endocrinólogo Dr. Héctor Merino, cuyo argumento es que 3 de cada 10 ecuatorianos de 20 a 30 años padecen de hipoglucemia, enfermedad previa a la diabetes, que consiste en el nivel bajo de glucosa en la sangre. Los principales síntomas de la hipoglucemia son la pérdida de conocimiento, el ritmo cardiaco rápido, la incapacidad de comer o beber, dolor de cabeza, visión borrosa, aturdimiento y mareo, confusión y desorientación, palidez, irritabilidad y nerviosismo, y finalmente sudoración excesiva.

La hipoglucemia produce debilidad después de alimentarse, algo contradictorio a tener buena salud, ya que la alimentación produce energía. Por lo tanto, después de comer, uno debe sentirse con vitalidad y jamás débil o deshidratado, porque, naturalmente, el cuerpo acaba de ser alimentado.

Todo esto lleva a la conclusión de que las personas que actualmente tienen 30 años, si ahora tienen hipoglucemia, ya van a poseer diabetes al cumplir 50 años.

Los tres factores que provocan directamente diabetes son: alimentación no saludable, actividad física escasa y abuso del alcohol y cigarrillo.

Los hábitos alimenticios mantienen el cuerpo humano en buen estado y es una gran estrategia para evitar la diabetes, afirma el Dr. Jorge Salazar, endocrinólogo del Hospital Eugenio Espejo.

El Dr. Salazar explica que los nutrientes esenciales para la vitalidad del cuerpo humano se encuentran especialmente en las frutas y verduras como el guineo rico en potasio y el aguacate que siendo grasa buena, ayuda a quemar la grasa mala, evitando incluso que las arterias del corazón se tapen por el efecto del colesterol.

Por otro lado, existen alimentos que el cuerpo humano no necesita para poder funcionar, como el gluten, la grasa o aceites re-usados y sobre todo el azúcar, ya que el cuerpo humano en caso de querer energía alta, sólo necesitaría 2 cucharadas de azúcar diarias. Sin embargo, el Dr. Fabricio Gonzáles de la Universidad Central del Ecuador, la Dra. Karla Garay, endocrinóloga del Hospital Carlos Andrade Marín, y varios colaboradores incluidos en su investigación, aseguran que un vaso pequeño de cola posee 8 cucharadas de azúcar, por lo que el consumo de cola diario dentro de un almuerzo es un exceso de glucosa exagerado; un exceso que daña gravemente el páncreas.

La actividad física es extremadamente importante para conservar el cuerpo humano saludable, al mismo tiempo, ayuda a evitar enfermedades terminales, como la diabetes.

El Dr. Roberto Cedeño, endocrinólogo del Hospital Abel Gilbert Pontón de Guayaquil afirma que el deporte es un mecanismo eficaz para lograr tener una vejez sin dolor, ya que el fortalecimiento de los músculos genera protección al cuerpo y la actividad cardiovascular limpia la sangre y este procedimiento genera modos de defensa, incluso para las enfermedades más comunes como la gripe y la diarrea. Los estudios en su acción final demuestran que las personas con hábitos deportistas tienen mejor salud que las personas sedentarias.

La Dra. Alba Gonzáles, diabetóloga y médico internista de la clínica de diabetes del Hospital Vozandes comenta que el deporte puede llegar a ayudar y prevenir de enfermedades catastróficas incluso teniendo hábitos alimenticios malos.

Es tan bueno hacer deporte, que previene y fomenta la salud más que el consumo de alimentos saludables, ya que el ejercicio no solo incrementa masa muscular, sino que también afecta directamente al sistema nervioso periférico, mejorando la funcionalidad de los órganos que se encuentran dentro del cuerpo humano.

La importancia de la actividad física habitual produce satisfactoriamente:

  • Reducción del riesgo de hipertensión, accidentes cerebrovasculares, cáncer de mama y colon, depresión.
  • Un peso saludable por el gasto energético que ayuda a tener equilibrio calórico.
  • Mejora la salud de los huesos y produce mejor cicatrización ósea.

La actividad física constante es un mecanismo muy acertado en caso de querer prevenir enfermedades crónicas, los estudios actuales demuestran claramente la diferencia entre un ser humano obeso y una persona que habitualmente hace ejercicio.

Actualmente, según el INEC 6 de cada 10 ecuatorianos es sedentario y no hace deporte, por lo que son propensos a la obesidad y a padecer de diabetes. La falta de tiempo, las horas extras en el trabajo y la crianza de hijos son factores que determinan la aplicación de una vida activa en el deporte. En el mundo contemporáneo, los modos de vida en la sociedad del Ecuador no son amigables con el fomento de hacer ejercicio, ya que los objetivos de las personas tienen más que ver con la profesión y carrera, que con la salud o el crecimiento espiritual.

Otro factor que provoca directamente diabetes es el consumo excesivo y exagerado de alcohol y cigarrillo.

El consumo de alcohol provoca mayormente daños al hígado, sin embargo, también provoca daños al páncreas cuando el consumo es habitual.

El alcohol que ingresa al cuerpo humano mediante el sistema digestivo es transformado en azúcar, ya que el alcohol proviene de la destilación y proliferación de bacterias de la caña de azúcar. Explicado de una manera sencilla, lo que se hace con la caña de azúcar es esperar que se fermente hasta que se convierta en guarapo, luego de este procedimiento, en las fábricas, es envasado o preparado de distintas formas, pero su esencia es básica, proviene de la caña de azúcar.

Otro daño provocado por el alcohol es la retención de líquidos en el cuerpo, esto produce protuberancias en la piel, provocando obesidad, que no siempre es grasa, muchas veces es la retención de líquidos provocada por el alcohol. Afecta directamente al organismo, provocando lentitud en el metabolismo de un cuerpo, y mientras más rápido es el metabolismo, más saludable es la persona.

En la misma línea se encuentra el consumo de cigarrillo, afectando negativamente cuando la nicotina se encuentra en la sangre, porque contiene 4.000 venenos tóxicos que provocan el colapso del sistema sanguíneo.

El tabaco no sólo provoca cáncer, sino que también afecta directamente al páncreas con una alta probabilidad de contraer diabetes tipo 1.

Los consumos habituales del ecuatoriano en la actualidad tienen sus preferencias. Los 3 productos que más compra un ecuatoriano promedio son: pan, arroz y cola. Gastando exactamente según el INEC 19,88$ en arroz, 12.67$ en pan e inevitablemente 8,82$ en cola. La cola es un producto que en Ecuador se consume más que el agua.

Guido Pineda Suárez de 59 años de edad, padece de diabetes tipo 1, es decir, no hereditaria.

La adquirió por consumo excesivo de glucosa sin intención, ya que Guido asegura que no es amante del azúcar, sin embargo, él tomaba cola en sus almuerzos diarios desde los 15 años, y cuando cumplió 30, empezó a sentir los síntomas de la diabetes.

A los 35 años de edad, llegó a ser diagnosticado de diabetes tipo 1, por la cual tiene que inyectarse insulina diariamente directo al páncreas, convirtiéndolo en prisionero de la insulina artificial para toda su vida.

Él asegura que jamás tomó cola porque él quería, sino porque sus padres la compraban y la ponían en la mesa como bebida de almuerzo. Esto realizado inocentemente, ya que los padres de Guido desconocían por completo el daño que en el futuro él padecería.

Actualmente, el señor Pineda no consume azúcar en lo absoluto, pues si lo hace inmediatamente sufriría un coma diabético. Todos los días se inyecta con sus propias manos insulina, y dice que si algún día le llegara a faltar la medicina, no pasan 3 días que él ya es un hombre muerto.

Las ganas de vivir una vida plena no se le han ido. No obstante, comenta que de no ser por su enfermedad, él hubiese tenido un destino distinto, ya que el hecho de no tener que preocuparse por una jeringuilla a diario, es una tranquilidad que no tiene precio; expresa el señor Pineda.

Las recomendaciones que su médico le ha dictado, y que se han convertido en obligaciones para Guido son:

  • Correr mínimo 1 hora diaria.
  • Inyectarse insulina directo al páncreas diariamente.
  • No consumir productos con azúcar (Incluidas determinadas frutas).
  • Realizarse exámenes de sangre 1 vez cada 2 semanas.
  • Tener una dieta estricta.

Por otro lado, una de las causas principales de la diabetes es la obesidad y, dentro del territorio ecuatoriano, según una infografía del Instituto de Nacional de Estadísticas y Censos, de cada 10 hombres, 1 es delgado, 4 tienen peso normal, 4 tienen sobrepeso, y 1 es considerado obeso.

En el caso de las mujeres, de cada 10, 1 es delgada, 3 tienen peso normal, 4 tienen sobrepeso, y 2 son consideradas obesas. Independientemente del estereotipo de belleza, dejando de lado lo estético, la obesidad es signo de mala salud y la persona es propensa a la diabetes por la retención de grasa innecesaria,  lentitud del metabolismo y retención de colesterol en las arterias del corazón. Al tener el metabolismo regulado y acelerado, el páncreas trabaja correctamente sin colapsar.

Las atenciones hospitalarias a causa de la diabetes se incrementan conforme avanza la edad. Los bebes menores de 1 año han existido 7 casos, de 1 a 4 años 32 casos, de 5 a 9 años 56 casos, de 10 a 14 años 109 casos, de 15 a 19 años 146 casos, de 20 a 24 años 135 casos, de 25 a 34 años 492 casos, de 35 a 44 años 1.189 casos, de 45 a 54 años 2.934 casos, de 55 a 64 años 4.539 casos, y de 65 años en adelante se han presentado 6.731 casos según la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos (ENIGHUR), la Encuesta de Condiciones de Vida (ECV) y la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT).

Para concluir, basado en hechos del pasado innegables, estudios médicos en su desarrollo y en su acción final, dada la magnitud y grado de daño orgánico permanente, se puede afirmar que  la cola es veneno.

 


(Foto de portada de artículo de  Günter. Tomada de: https://pixabay.com/es/cubilete-oro-azul-el-elemento-h%C3%BAmedo-1230862/)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *