home Geometría infinita, Volumen 4 - Número 6 [4.6-18] Amistad como ficción humana que da sentido a la existencia del ser humano | Daniel Espinosa La Mota

[4.6-18] Amistad como ficción humana que da sentido a la existencia del ser humano | Daniel Espinosa La Mota

Por Daniel Espinosa La Mota

 

En principio, el ser humano ha utilizado el lenguaje para atribuir titularidad a ideas o a determinados objetos. En este caso la idea “amistad perfecta” según Javier Aranguren es caracterizada: “porque en ella al amigo le importa principalmente el bien del amigo”. Sin embargo, la amistad perfecta no existe materialmente, solo existe en la mente del ser humano, es una ficción.

Existen palabras y títulos para casi todo; si a una mujer pierde a su esposo, es llamada por la sociedad “viuda”; si un hijo pierde a sus padres, es llamado “huérfano”; sin embargo, para determinadas cosas o circunstancias, no existen palabras o títulos porque no han sido creados, como el hecho que a los padres se les muera un hijo. No existen palabras para describir dicho acontecimiento, ni títulos creados. Como dijo Immanuel Kant en su teoría: “El sujeto crea al objeto”. Por lo tanto, la idea de amistad existe por que el ser humano ha decido concederle titularidad.

Científicamente, el ser humano ha descubierto que es imposible no comunicar, por lo que afirmamos que el ser humano socializa por naturaleza. Como dijo Kant: “El ser humano es un ser insociablemente social”. Es social porque interactuamos y es insociable porque siempre existe un interés personal dentro de cada ser humano.

Si un ser humano otorga alimento al desnutrido, lo hace porque esa idea en su cabeza produce satisfacción y calma a su conciencia. No lo hace porque considera que el desnutrido debe nutrirse, lo hace porque la idea en su mente genera calma o incluso felicidad.

Si una madre no quiere que su hijo muera, no es por velar por la seguridad de él, sino porque muy dentro de ella, sufriría la falta de compañía de su hijo. La idea de que su hijo fallezca causa una alteración en el sistema nervioso de la madre, y esta reacción produce en ella el deseo de que su hijo viva. Ya que, si no existiera una agresión grave a la conciencia de la madre, le importaría muy poco si su hijo vive o muere. Esto es el interés personal de ella, no causar ninguna agresión grave a su conciencia, al igual que todos los seres humanos.

Dentro del mundo contemporáneo en el que vivimos, el ser humano vive una fantasía impresionante. Vive ficciones e ideas que solo existen en su mente y en ningún otro lugar. El hombre del siglo XXI asegura la existencia del “Estado” con los gobiernos. Pero podemos ver que en realidad no vemos al “Estado”, lo que vemos es un edificio construido con ladrillos y todas las herramientas arquitectónicas utilizadas para darle su forma y seres humanos adentro interactuando, pero el “Estado” es una idea que solo se encuentra en los pensamientos de los hombres.

En el libro Política para Amador, Fernando Savater afirma que el ser humano hace convenciones humanas para una mejor organización. Al igual que Macchiavello con la razón de Estado, que considera que este es un valor superior a cualquier otro derecho individual. Sin embargo, el individuo existe, pero el Estado existe solo como idea en los pensamientos del hombre. Al igual que la idea de “soberanía” según Bodino: “La soberanía es el poder perpetuo y absoluto. El poder del soberano tiene que ser ilimitado”.

Dentro de lo que existe en la realidad, es decir la naturaleza por fuera del hombre (el entorno), al ver al ser humano como especie y analizándola desde el punto de vista sociológica, psicológica y antropológica, afirmamos que los pensamientos son generados por el cerebro (órgano fundamental del humano). Por lo tanto, cualquier idea continúa siendo idea y no es el objeto en sí. La teoría de Immanuel Kant se fundamenta en el idealismo; una cosa es el objeto que existe y está en la realidad material, y otra cosa es la idea que existe en la mente del sujeto o ser humano que está pensando, porque somos actualmente “Homo-videns” según Giovanni Sartori. Para este el ser humano ha sido catalogado en un principio científico como Homo-Sapiens (El hombre que sabe), después ha sido catalogado como “Homo-Sapiens-Sapiens” (El hombre que sabe que sabe) y actualmente por los avances tecnológicos en una sociedad virtual, él ser humano es catalogado como “Homo-Videns” (El hombre Video).

Después de las premisas propuestas, se puede afirmar que “la amistad perfecta” es una ficción y una idea que solo existe en la mente del ser humano. Ya que todos los valores que se requieren para completar el concepto de amistad perfecta, nunca se verán reflejados en la realidad al 100%. Por lo que afirmaré que la situación que sucede en dicha interacción humana es una mescolanza de ideas que producen un sentimiento y estado mental al que daremos el título de amor, un tema que requiere otro enfoque para otro ensayo.

Dentro de la interacción y estado mental que experimenta el ser humano al manifestar actos de amor, sucede un acontecimiento difícil de explicar, pero sencillo de afirmar, pues no se lo puede negar. Le damos el título de “amistad Perfecta” a los acontecimientos que le dan sentido a la vida del hombre, ya que, si esto no existiera, el ser humano podría ser catalogado como un virus para el planeta Tierra. Un ejemplo: en una línea ponemos al planeta Tierra y, a lado, en la misma línea, ponemos a un perro. Debajo de esta línea pondremos al planeta Tierra al ser humano y, al lado, a las pulgas. Por analogía, el ser humano es para el planeta Tierra lo que una pulga es para el perro, un parásito consumidor.

Para concluir, no se puede definir a la “amistad perfecta”, pero podemos ver que existe un momento espiritual y divino cuando suceden estos actos puros y de amor, porque le dan sentido a la vida. Y es una idea que no viene por medio de los sentidos, es una idea innata en el ser humano. Haciendo que todo tenga sentido para el hombre, como en la naturaleza se refleja. Todo tiene sentido; si el ser humano tiene pestañas, no es para verse de manera estética, pues según Kant: “La estética es la rama de la filosofía que estudia las formas y emociones: sensibilidad, sensaciones y percepciones”. Las pestañas son para evitar que objetos extraños invadan el ojo (órgano sensible), todo tiene su sentido de existencia. El sentido del ser humano es experimentar a lo que llamamos amistad, amor o cualquier otro título que no se compara con la realidad, pero gracias a ello logramos comprender y verificar su existencia.

 

————————-

Foto tomada de https://interpretacionysignificadodelossuenos.com/caminar/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *