home Geometría infinita, Volumen 4 - Número 6 [4.6-17] Seamos jóvenes de luz | Angie Chávez Lara

[4.6-17] Seamos jóvenes de luz | Angie Chávez Lara

Por Angie Chávez Lara

 

En la actualidad, la sociedad ha cambiado mucho. Es algo que ha llamado mi atención y ha conmovido mi corazón. He visto muchos jóvenes destruir sus vidas sin razón suficiente: es el afán, la depresión, el desánimo, la amargura, el rencor, la baja autoestima y otras más. Los han llevado a tomar caminos torcidos, o que parecen interesantes llamativos o buenos, pero llevan a la destrucción. Buscan la paz que todos necesitamos en cosas que no los llevan a nada bueno. Lo que vende la sociedad ahora a través del cine, la televisión, la música, etc.; no ayuda, en gran manera, a su desarrollo, ya que promueve el sexo libertino, las drogas legales e ilegales, el embarazo no deseado, las enfermedades venéreas, las relaciones sin compromiso real. Tal sociedad, promueve el amor, la paz y todo lo que los humanos buscamos, de maneras retorcidas. Escribo este ensayo acerca de estos problemas sociales, porque busco, de alguna manera, crear conciencia.

Sé que se han creado campañas que han intentado terminar con estos problemas sociales, pero no han servido en gran manera. Toda mi vida he sentido un profundo dolor por ver cómo la gente destruye su vida, en una manera aparentemente buena. Pues las fiestas, las relaciones dañinas, las drogas, el sexo libertino, ahora es normal. Lo que fue prohibido durante mucho tiempo, ahora es normal. Lo malo es que, con el pasar del tiempo, todos estos comportamientos o hábitos traen sus consecuencias, a veces no notorias rápidamente. Quisiera poder enfocarme en este tema y buscar maneras genuinas de traer conciencia a la gente sobre sus vidas.

Pues, todos buscando paz, amor, y comprensión han caído en otros caminos. Las cosas que llevan a malos caminos siempre aparentan ser entretenidas. Creo que lo que les falta a los jóvenes es discernimiento. Agradezco a Dios por darme este discernimiento para distinguir entre el bien y el mal, entre lo que parece bueno para mí, pero a la larga es malo para mi camino. Y a todos se nos ha dado este discernimiento, solo que no todos lo quieren usar, sea por rebeldía, desobediencia, etc.

Mi enfoque no solo va contra las drogas, el alcohol, el sexo libertino. También va dirigido a las personas que buscan desesperadamente el amor de maneras equivocadas. Pues todos queremos ser parte de la vida de alguien o de algo. Es una necesidad humana comprobada psicológicamente. Pero caemos en relaciones destructivas. Siempre todos buscan su primer amor; sin embargo, el pasar del tiempo, y las espinas de la vida, han causado gran dolor y daños en nosotros, los humanos. Entonces nos cerramos y entregamos amor a medias. La sociedad ya no sabe lo que es compromiso.

Quisiera que los jóvenes pudieran comprender la situación de ahora y a dónde va dirigido el mundo ahora. Necesitamos jóvenes que marquen la diferencia. No los que siguen al montón; necesitamos jóvenes que quieran caminos correctos y sepan dónde buscarlos, es decir, sepan cuál es la correcta fuente y ayuden a los demás. Necesitamos ser luz en este mundo. Se vienen tiempos difíciles, ¡aunque ya estamos en tiempos difíciles! Debemos de dejar de estar solamente entretenidos y buscar el bien, no solo para nosotros si no para la humanidad. ¿Cuál es nuestro propósito? ¿De qué manera podemos aportar a este mundo y a los niños, que son el futuro del mundo?

Espero que estas reflexiones motiven conciencia en sus corazones. No digo que esté mal divertirse, es solo que también debemos ver por el bien de este mundo. Fuimos creados para un gran propósito: por qué no dedicarnos a buscarlo, y que no solo nos beneficie a nosotros, sino que ayude a la humanidad.

 


 (Foto de portada de artículo de Daniel Reche. Tomada de: https://pixabay.com/es/ni%C3%B1os-r%C3%ADo-el-agua-el-ba%C3%B1o-1822704/)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *