home Lenguas hemisféricas, Volumen 4 - Número 6 [4.6-12] Haití es sinónimo | Iván Santiago Paredes

[4.6-12] Haití es sinónimo | Iván Santiago Paredes

Por Iván Santiago Paredes

 

Un lugar que se ha aferrado a quedarse en el pasado, lo “nuevo” no existe en el vocabulario de las personas. Se puede sentir que el tiempo se ha detenido y se niega a que sus víctimas abran los ojos. Su población solo se mueve al caminar de los inservibles animales, una barca puede convertirse en tu futuro asqueroso, un futuro que te llevará algún lugar que jamás es identificado. Haití es sinónimo de soledad, hogar, hambruna, amistad y desastre.

Capote en “Haití (1948)” nos enseña a aterrizar en una realidad negada, ya que, en el pensamiento de muchos, Haití significa pobreza. Posiblemente esto sea verdad, pero también existe vida. La descripción del primer personaje (Hippolyte), conlleva un relato similar a lo que se encontrará en Haití, personas demacradas que atrás de su realidad (gafas), brindan seguridad y comprenden su “mundo”. El primer párrafo es importante para entender el desenlace de la crónica. El no sentir aislamiento determina la humanidad de las personas que viven en Haití, no están fuera del mundo.

Existe una breve comparación de las personas con los animales (gemidos de perros), en esto se comprueba que Haití se ha negado a avanzar en el tiempo, esto se debe a la manera de actuar de los haitianos. Aunque es difícil imaginar la situación en Haití, Capote señala que en este lugar existe vida, sus personajes viven en “armonía”, comunidad y comparten la misma realidad. Este es el caso del pintor (Hippolyte), a pesar de que puede vivir mejor, comparte la misma situación que todos. Esto se debe a la vida diaria de todos los haitianos, esto influencia en sus pensamientos y manera de actuar. El significado de muerte no tiene el mismo significado en Haití, al parecer no existe en sí la muerte como pérdida de algo, se puede interpretar que muerte es avanzar, pero a la vez es algo que no se puede alcanzar fácilmente.

La descripción de los animales dentro de la crónica no es más que mostrar las actividades diarias de todas las personas, sus males y la inestabilidad de todos (metáforas). En sí Haití, como lo señala Capote, sería el lugar indicado para filmar una película, no se necesita nada más que una cámara, lo tiene todo y no específicamente a lo que se refiere en tecnología.

Los turistas y su indiferencia ante la realidad de Haití muestran el abandono que existe y un abuso de “superioridad”. El abuso de poder es otra característica dentro de esta crónica, aquel abuso que disfraza la realidad. Aunque dentro de los pobladores no existe el término “riqueza”, al momento en que Capote menciona los regalos esto señala la riqueza no material pero sí interior que tienen los haitianos.

La educación no es una característica propia de Haití, este es el caso de la chica que está atada en un árbol, abusada por los más jóvenes y atendida por los más ancianos. Cada personaje en este relato se lo puede caracterizar por cada rasgo de los haitianos, por un lado, los jóvenes que no miran su propia realidad, el anciano que no es indiferente y la chica que rechaza la ayuda de los más sabios.

Otro de los ejemplos de Capote para señalar las características de los haitianos es la Srta. Estelle que la define como heroína, sumida en el amor y misteriosa. Esto se ve marcado en la cultura de los haitianos, entre ellos son vistos como héroes, llenos de amor y completamente misteriosos. Esto se puede comprobar en los ritos que realizan.

Haití no tiene una identidad propia, dentro de los ritos hay algo especial, son las máscaras. Esto se puede utilizar para tapar la identidad de las personas o para “fingir” alguien que no eres.

Capote logra compartir una verdad ajena, no solo la pobreza que Haití vive a diario y muestra varios rasgos de las personas, sus comportamientos, sus actividades, su abandono por parte de la sociedad, el rechazo al tiempo y su identidad. Es algo que no se concibe con facilidad, pero en Haití existe vida, esto es lo que se puede percibir que Capote quiere transmitir. Las pocas personas que visitan este lugar no viven el verdadero Haití y de cierta manera Capote logró vivir y compartir Haití en una crónica.

 

 


 (Foto de portada de artículo de David Greenwood-Haigh. Tomada de: https://pixabay.com/es/ni%C3%B1os-r%C3%ADo-el-agua-el-ba%C3%B1o-1822704/)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *